Cuando escuchamos las palabras violencia doméstica, rara vez pensamos en los hombres como las víctimas. Sin embargo, se ha demostrado que las mujeres son las agresoras en aproximadamente el 40% de los casos de violencia doméstica. Los hombres a menudo no presentan cargos ni hacen nada para protegerse de sus cónyuges debido al estigma, la vergüenza y el miedo.

Según una investigación reciente realizada por el CDC, más de 2 millones de hombres en los Estados Unidos han experimentado violencia física por parte de su pareja íntima. También es más probable que ellos sean víctimas de un ataque con un arma mortal y son, más menudo, víctimas de abuso verbal. La mayoría de los casos no se denuncian. Esto debido a que los hombres son físicamente más fuertes que sus parejas femeninas y se sienten avergonzados de que una mujer los golpee. También optan por permanecer en silencio si tienen hijos y temen que no se les permita acceder a ellos.

El hecho es que los cargos de violencia doméstica todavía se aplican independientemente del género del agresor. Suponga que la víctima puede mostrar evidencia de daño físico como resultado de un episodio de violencia doméstica. En ese caso, el atacante puede ser acusado de agresión y se pueden emitir órdenes de restricción para proteger a la víctima y a los niños. Un desencadenante común de la violencia doméstica es cuando hay un caso de infidelidad real o imaginario y, la mayoría de las veces, el abuso de alcohol y sustancias está involucrado en el incidente violento.

Las parejas femeninas que enfrentan acusaciones de violencia doméstica tienen opciones de estrategia de defensa similares a las que se usan para los atacantes masculinos. Si usted es una mujer que enfrenta acusaciones de violencia doméstica, es esencial que contrate a un abogado lo antes posibles durante el proceso. Es posible que se enfrente a una orden de restricción temporal y la obliguen a retirarse de su hogar y le limiten el acceso a sus hijos.

Un abogado puede ayudarla a comprender sus cargos y desarrollar una estrategia de defensa específica para su caso. Es posible que pueda proporcionar suficiente evidencia para argumentar que actuó en defensa propia y que el comportamiento de su pareja fue lo suficientemente amenazante como para llevarla a creer que necesitaba usar la fuerza física para protegerse a sí misma o a sus hijos de posibles daños. Alternativamente, su abogado en defensa penal en Jersey City puede intentar persuadir al tribunal de que su pareja ha hecho una acusación falsa si él tiene un historial de hacer acusaciones falsas para obtener una ventaja sobre usted en una disputa.

Cada caso es diferente y los resultados varían, pero con una estrategia de defensa sólida puede disminuir la gravedad de los cargos o descártalos por completo. El Bufete Jurídico de Keith Hirschorn les ofrece a sus clientes acusados de violencia doméstica todo el asesoramiento legal y la experiencia que necesitarán para proteger sus derechos. Si enfrenta cargos por violencia doméstica, llámenos lo antes posible al 201-798-4024. Estamos aquí para ayudar.