Es trabajo del estado establecer la carga probatoria y producir suficiente evidencia legal para respaldar una acusación y justificar el caso para proseguir con este. Sin esto, es posible que la fiscalía no pueda probar más allá de toda duda razonable que usted estaba participando en la posesión ilegal de drogas. Para lograr eso, la fiscalía debe probar tres elementos según la ley de Nueva Jersey.

El primer elemento es la legalidad – evidencia de que usted tenía una droga intoxicante en su poder que se considera ilegal o una sustancia controlada de acuerdo con las leyes federales. Los fiscales pueden utilizar los resultados de laboratorio de las pruebas químicas que se realizaron a la sustancia para probar este elemento. El segundo elemento es su conocimiento de la droga – prueba de que sabía que la droga que transportaba es ilegal y que era plenamente consciente de su presencia.

Finalmente, la fiscalía debe mostrar prueba de su control de la droga. Esto significa que usted tenía el control total de la droga, incluyendo su presencia y ubicación. Este tercer elemento se prueba más fácilmente si la droga fue encontrada en su persona. Sin todos estos elementos, el caso de la fiscalía se debilita.

El trabajo de un Abogado en Delitos de Drogas es analizar y desafiar cada pieza de evidencia presentada por el estado para mantener estos elementos fuera de la sala del tribunal y probar su inadmisibilidad cuando sea posible. Un juez debe considerar cuidadosamente si hay suficiente evidencia admisible para respaldar llevar a juicio su cargo de delito de drogas. Es probable que se desestimen los casos que no tengan suficiente evidencia que los respalde.

Si bien cada caso es diferente y los resultados varían, las acusaciones de delitos de drogas en Nueva Jersey generalmente implican castigos severos y multas costosas, especialmente si usted decide confrontar los cargos por su cuenta sin un abogado experimentado en delitos de drogas.

¿Es malo Tener un Defensor Público Para Mí Caso por Delito de Drogas?
La respuesta corta es, que depende. Si bien toda persona acusada de un delito tiene el derecho legal de ser representada por un abogado, el estado solo les dará la opción de un defensor público a quienes califiquen. Por lo general, una persona deberá tener ingresos inferiores al 25% por encima del umbral de pobreza.

La realidad es que los defensores públicos no pueden elegir qué casos tomarán ni cuántos casos a la vez. Esto generalmente da como resultado una gran carga de trabajo y muy poco tiempo para atender las llamadas telefónicas de los clientes o para brindarles algún tipo de atención personalizada. Muchas personas en Jersey City que enfrentan cargos por drogas no pueden darse el lujo de elegir entre contratar a un abogado defensor penal privado o ir con un defensor público, siendo este último su única opción.

Sin embargo, si usted se encuentra en una posición que le permite considerar el contratar a un abogado privado, el Bufete Jurídico de Keith Hirschorn, P.C. está listo para ayudarlo. Los cargos por delitos de drogas son un asunto serio en Nueva Jersey y cada caso es diferente. Nuestro bufete ha ayudado a numerosos clientes a luchar contra cargos por drogas en todo el condado de Hudson y pueden brindarle a su caso la atención personalizada que se merece. Llámenos al 201-798-4024.